Tel: (57 4) 362 1108 – (54 7) 362 6012 gerencia@heliflycolombia.com

El pasado 3 de febrero, un avión de la aerolínea Air Canadá despegó de la ciudad de Madrid – España, con destino a Toronto – Canadá con 128 personas a bordo; durante el despegue, la aeronave sufrió un incidente con el tren de aterrizaje, al explotar uno de los neumáticos y restos de éste, alojarse en uno de los motores.

Tras este evento, el piloto tomó la decisión de sobrevolar Madrid para quemar el combustible y reducir el impacto a la hora de aterrizar en el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez. Tras sobrevolar durante cinco horas con un neumático menos y un solo motor, logró aterrizar sin ningún tipo de complicación.

La calma del piloto y de la tripulación ante ésta situación inadvertida fue excelente.  Los pasajeros declararon el buen manejo de la situación y el buen trabajo en equipo que se evidenció mientras estaban a bordo. Así mismo, las comunicaciones entre la torre de control y el piloto fueron claves para realizar los procedimientos requeridos.

En este caso, podemos evidenciar varios aspectos importantes a tener en cuenta en caso de una situación de emergencia:

  1. Una clara comunicación.

La comunicación, un factor importante en la aviación. Si no hay una comunicación asertiva, clara y contundente, un simple incidente se puede convertir en un accidente fatal.

La comunicación entre el piloto con la torre de control como se evidencia en los audios (link del audio), fue profesional, concisa y oportuna. Un ejemplo de ello, fue cuando el piloto se declaró en emergencia, utilizando la terminología estipulada y dando detalles precisos de la eventualidad: “Por si no lo hemos dicho antes…MAYDAY, MAYDAY, MAYDAY. Fallo del motor izquierdo. También en el tren de aterrizaje izquierdo. Ha estallado al menos una rueda”[1]

Nota: la palabra MAYDAY significa una señal de socorro, derivada del francés m’aider (‘ayudadme’, de la expresión completa venez m’aider, ‘vengan a ayudarme’). La llamada hecha tres veces (maydaymaydaymayday) significa peligro inminente, por ejemplo, riesgo de perder la vida.

También, se destaca la comunicación dada por el piloto a los pasajeros a bordo. Compartió información precisa, dio los detalles del incidente y las medidas que se iban a realizar para el aterrizaje; lo anterior, tuvo una gran relevancia para mantener la calma durante el vuelo, los pasajeros aunque estuvieron nerviosos como es común, acataron todas las indicaciones y no causaron ningún tipo de problemática.

Así mismo, se destaca que toda la comunicación dada por el piloto fue realizada en total calma. No tuvo alteraciones en la voz que evidenciará falta de confianza. Gracias a ello, infundió firmeza y confianza ante las personas que se encontraban a bordo.

  1. Conservar la calma, un factor primordial.

En situaciones adversas, conservar la calma es fundamental para realizar una toma de decisiones asertivas. El piloto no puede entrar en una condición de desesperación, impaciencia o nerviosismo; ya que estos factores son los que derivan al error humano. Al enfrentarse al factor sorpresa, el piloto debe tener la capacidad de sobreponerse, para así, realizar un análisis rápido de la situación.

Sobre el incidente ocurrido con Air Canadá, segundos después de escuchar el estallido del tren de aterrizaje, el piloto toma la decisión de realizar un aterrizaje de emergencia y de notificar a la Torre de Control los hechos ocurridos. Con total calma, el piloto ejecuta todas las indicaciones dadas por el controlador aéreo.

 

  1. Toma de decisiones

En la aviación lamentablemente, muchos incidentes y accidentes provienen de decisiones erróneas, fruto de una conciencia situacional inexacta. Por eso, los pilotos aéreos son entrenados continuamente en toma de decisiones en situaciones críticas o de emergencia, ya que el análisis de riesgos puede verse afectado por factores como el estrés, la fatiga o presiones externas.

Al enfrentarse a una situación sorpresa, la presión que tenía el piloto antes del evento es muy alta, lo que puede ocasionar, que su conciencia situacional se vea alterada y no evidencie la gravedad de los hechos.

En este incidente de Air Canadá, la toma de decisiones por parte del piloto fue eficaz y rápida. Imaginen la siguiente situación: si al estallar el tren de aterrizaje, el piloto hubiera entrado en una conciencia situacional inequívoca y realiza un análisis del evento de manera errónea, el hecho que hoy se celebra en el mundo como una situación de éxito, sería un accidente catastrófico.

 

  1. Trabajo en equipo.

Todos los que se encuentran a bordo de la aeronave y fuera de ella, tanto pasajeros, tripulación y personal de tierra (torre de control, bomberos etc) se convierten en un equipo de trabajo. Cada uno de los actores, cumplen diferentes actividades y tienen diversas responsabilidades que deben llevar a cabo.

Factores como la coordinación, la comunicación, la confianza, el liderazgo y el compromiso, son necesarios para sortear cualquier tipo de situación de manera efectiva. Aunque el piloto lleva el mando de la aeronave, si no cuenta con el apoyo necesario de las personas que lo acompañan, ese evento inadvertido puede convertirse en una fatalidad.

Todos los anteriores aspectos, son ESENCIALES para volar con seguridad y poder sortear cualquier tipo de evento que se presente en la operación. En Helifly, tenemos la convicción de que estos factores hacen siempre la diferencia, por tal razón, estarnos preparando continuamente es uno de nuestros compromisos para con nuestros colaboradores, como también, para nuestros clientes.

 

[1] Tomado de: https://www.elindependiente.com/economia/2020/02/05/asi-fue-la-conversacion-completa-entre-el-air-canada-el-control-de-barajas-y-el-piloto-del-f-18/

Compartir

Contact Us