Tel: (57 4) 362 1108 – (54 7) 362 6012 gerencia@heliflycolombia.com

Jaime, nuestro Jefe de Mantenimiento, nos contó un poco de su recorrido en la aviación, cuáles fueron sus primeros pasos y las enseñanzas que esta labor ha aportado a su vida.

 

“Yo no elegí estar en la aviación, la aviación me eligió”       

En Frontino, mi pueblo de infancia, había un pequeño aeropuerto el cual quedaba cerca a mi casa, allí veía los aviones y helicópteros, siendo una gran atracción al ser un tipo de transporte distinto; pero en aquella época era casi imposible estar en ese mundo, ya que, los recursos económicos eran escasos.

Salí de mi pueblo a buscar mejores oportunidades laborales, eligiendo Medellín como mi destino. En esa búsqueda, contacté a un amigo de Frontino que trabajaba en el Aeropuerto Olaya Herrera, el cual me ayudó a trabajar como mensajero con varias personas que tenían sus empresas allí.

Gracias a las diversas relaciones que entablé, una de esas personas me ayudó a trabajar como mensajero alterno en una empresa de helicópteros. Mientras realizaba la mensajería, se presentó una vacante como auxiliar de mantenimiento, evidencié la oportunidad para tomarla, por lo que, hablé con el gerente de la compañía y le dije “no busque a nadie más, yo quiero ese trabajo”

Fue así como ingrese al sector aeronáutico, gracias a la confianza que depositó en mí esa persona. Durante cuatro años fui aprendiendo de una manera empírica todo lo relacionado con el mantenimiento de helicópteros; aunque era un auxiliar, cada vez que podía investigaba o preguntaba los diferentes procedimientos y actividades que se desarrollaban en los mantenimientos.

En ese tiempo, mi amor por la aviación y por los helicópteros fue aumentando, por lo que, busqué la manera de estudiar para obtener la licencia de técnico en línea de helicópteros. Así que tomé la decisión de hablar con el gerente de la empresa en la cual trabajaba, para solicitar su apoyo económico.

Gracias a eso, pude estudiar en la Escuela del Pacífico en Cali; mi etapa académica duró 3 años, cuando finalicé, regresé nuevamente a la empresa para realizar mis prácticas.

Por cambios administrativos de la empresa, salí de ella. Pero cada día la tengo presente, por ser la que me abrió las puertas para estar en este magnífico mundo.

Estuve en otras compañías, hasta llegar a lo que es hoy mi casa y familia, Helifly; donde llevó más de tres años. Inicie primero como técnico y posteriormente, la empresa me ascendió a Jefe de Mantenimiento.  Uno de los tantos aspectos positivos de la compañía, es el ambiente laboral; el compromiso y responsabilidad de las personas se encuentra en todos los niveles.

Hay muchas empresas que tiene distintos lemas, pero que al final no se afirman dentro de la organización, a diferencia de Helifly, porque las políticas, valores y la pasión por la volar, saltan a la vista desde el primer momento en que ingresas.

La empresa nos genera un gran sentido de pertenencia, cada una de las actividades que se realizan son de corazón. A pesar de los diversos altibajos, uno la quiere y valora mucho más, por el esfuerzo que hace día a día para crecer y salir adelante.

Hay empresas que pueden tener grandes contratos o infraestructuras buenas, pero cuando miras dentro de ellas, te das cuenta que no tienen esa cultura o esa parte del SER que si tiene Helifly.

En fin, han sido muchos años en el sector, los cuales me han forjado como persona y profesional. Por esta razón, dije al comienzo que la aviación me eligió, porque gracias a ella le debo todo lo que he logrado. Muchos compañeros están sin trabajo y eso me hace valorar cada momento vivido y las oportunidades que he aprovechado respondiendo con mi buen desempeño en cada labor que realizo.

Para mí la aviación es una sensación de paz y libertad. Cuando el ser humano tiene esa libertad para salir, siempre va a volar sin miedo. Y es lo que hacemos nosotros aquí en la aviación. Tenemos la confianza de que todo va salir perfectamente, porque hacemos el trabajo con calidad y amor.

 

 

Compartir

Contact Us